21/09/2005

Las aventuras del Batiabuelo

Recuerdo mi enajenada pubertad en la secundaria por eso de principios de los 90's cuando películas como Batman, las Tortugas Ninja, las secuelas de Volver a futuro y una que otra mafufada televisiva que hacían que uno se mantuviera a 1o cms. de la pantalla de televisión (buen título para un blog).Mis tempranas expresiones artísticas (coartadas hasta el día de hoy gracias a los maestros que te llevan a la de a Wilbur por el camino "correcto" y no el del arte y el placer estético), se vieron grandemente influenciadas e impulsadas al encontrar un alma metida en un ente similar a mi en ese entonces, no me refiero a un puberto chaquetín lleno de barros -eso fue hasta la prepa- que con gran sentido del humor y la burla hacia los eventos que nos rodeaban como respuesta a los cuestionamientos que se hace uno a esa edad, se puso a dibujar unas graciosas historietas que parodiaban a las películas y series televisivas de ese entonces y las cuales decidí unirme (POD). Al igual, el proceso creativo comenzó a desatarse en mí, hasta llegar al punto de que mis profesores mandaban a llamar a mi madre porque me cachaban haciendo historietas en clase en vez de estar atendiendo la materia de geografía de la venusina -¡ahh que bellos apodos los de esos días!- o estar elaborando tarjetas de presentación en el taller de "artes gráficas".
Esto me lleva a la reflexión de que desde chiquitos nos enseñan que las cosas se tienen que hacer de un solo modo y que de esa forma triunfarás, aunque a veces ni siquiera eso te lo dicen, y por desgracia no se avocan a alimentar las capacidades y los métodos de aprendizaje de cada uno de nosotros -por ejemplo, me he topado con gente que se prepara para un examen estudiando desde días antes, gente que pone mucha atención en clase, gente que le es más fácil aprender con imágenes, escribiendo o escuchándose hablar-, así como las propias formas de acercamiento a las diversas situaciones que la vida nos depara. En esos entonces creo que no era muy buen dibujante, pero aspiraba a serlo, el día de hoy es una de mis grandes frustraciones no poder dibujar algo de lo que quede complacido. La academia se ha vuelto mi forma de vida y las letras mi forma de expersión. El llamado aquí es para todos retomando un viejo proverbio hippie:
La imaginación al poder!!
Gracias mi estimado Chibiboto por compartir esos momentos tan deliciosos que tantas risas nos causaron.
Este es un fragmento de las historietas que creamos juntos allá en la época de la secu. El batiabuelo era uno de nuestros personajes favoritos además de tener la característica de ser un viejito necio y chingativo. Era una versión de un Batman decrépito y decadente, situación por la que nunca lo vamos a ver. Estaba dibujado en un cuaderno especial que habíamos destinado exclusivamente a eso y regularmente dividíamos la hoja en 8 secciones con letreros en la columna derecha y dibujos en la izquierda, aunque en ocasiones rompíamos el esquema y lo trazábamos como aparece a continuación:




__________________-
Quien diría que años después Bruce Wayne sería un viejito decrépito:
Batman Beyond

1 comentario:

Chibiboto dijo...

Te sacaste un 10 y realmente me la mataste!, pense que ese cuaderno ya no existía, pero me da gusto saber que sigue en buenas manos

Por cierto me tome la libertad de hacer al nuevo batiabuelo, así sería el batiabuelo 2005, la verdad fue algo rápido, pero a lo mejor podría quedar más chido.

Bueno mi estimadisimo Terrible Funk, espero que ahora si quedemos para vernos y echarnos una chela ¿no?, nos vemos en el mesenjero!

La nueva imagen del batiabuelo:
http://photos1.blogger.com/blogger/3344/1060/1600/batiabuelo.jpg

Por cierto también puse mi memoria de esos tiempos aquellos.