20/12/2005

La Asociación de Matudos y Rockeros®

Recuerdo mis primeros semestres en la universidad cuando tenía una greñota hasta por debajo del hombro y todos querían ser amigos de todos en un grupo de 60 personas que trataban de sacar lo mejor de sí y a la vez autoafirmarse a través de su originalidad. Los procesos de diferenciación se hacían más claros conforme corría el tiempo y cada quien se comenzaba a juntar con los amigos que eran más de su preferencia. En mi caso fue a través de la música que empecé a identificar a la gente con la que me debía juntar, pues por lo regular -p o r l o r e g u l a r- lo que escuchas te define mucho como persona, (eso lo platiqué alguna vez con un buen amigo disfrutndo unas chelas). Claro, entre más música escuches más abierto te vuelves hacia todo tipo de preguntas, de personas, de situaciones. Si te avocas a escuchar un sólo género regularmente no sales de tu hermético grupo de amigos. Al mismo tiempo, entre más capacidad desarrolles para escuchar una buena melodía con diferentes variantes y con diversos instrumentos, te vuelves más perceptivo ante la vida; pones más atención en aquellas personas que resultan difíciles de prestarle alguno de tus valiosos momentos.

En ese entonces, mis amigos fueron seleccionados a partir de que escuchaban a metallica -si, aun no demandaban a Napster-, a Guns n' Roses, a Motley Crue, a Pearl Jam, a Nirvana, a Alice In Chains, a U2, a Depeche Mode, entre ostros (si leíste bien ostros). Yo era un Chico Merol (Metal). Fue cuando en una de mis incoherencias que se me ocurrió hablar de la Asociación de Matudos y Rockeros
® la cual reprendía toda manifestación cumbianchera, popera, salsera en las fiestas y sobre todo y ante todo de cosas como Maná (que preguntar cuándo dejo de gustarle a los rockers es una muy buena pregunta, al menos todos se saben el corito de "vivir sin aire", pero eso es tema para otro post). Si alguien aparecía bailando una salsa o cumbia se convertía en motivo de burla; si a cualquiera se ocurría poner una canción de Shakira u Alejandro Sanz inmediatamente caía la policial y facista sombra de la SMyR®.

La Sociedad de Matudos y Rockeros® con el tiempo, con las nuevas músicas, con el electrónico -que dejó de ser punchis-punchis para llamarlo Jaus (OK, House) o punchistupapuchis®-, drum & base, jazz, progresivo, Trance, Psycho, Son Cubano, world music etc., -y ahora mi tan querido Funk- y con la apertura de conciencia de mis compañeros y mía cada vez se fue disolviendo más y más hasta que de la SMyR® lo único que queda es este post (He who forget will be destiny to remember).

Ahora me alegro de haber crecido; (que conste que lo puse en cursivas) de haber conocido mucha más música de la que me gustaba; de que ya no me incomoda tanto escuchar a Paulina o a la huaracha sabrosona (eso si: no más de una hora !!!, uno también tiene límites) y también de haber creado la SMyR, pues hace que me caiga el veinte de que uno tiene que ir soltando las cosas, dejarlas atrás y avanzar, si no, se queda en el lugar en el que se siente más cómodo y no conoce lo que la vida le depara. Hoy sigo escuchando muchos de esos grupos, otros ya no. Tampoco pongo en mi casa a Kalimba a Luis Miguel o a Arturo Peniche (si, ese güey quesquecanta!!) pero ya no hago tanto Pancho como antes. El mundo de cada quién depende de la actitud que tengamos sobre él, si queremos cambiarlo será necesario primero cambiar nuestra actitud.

4 comentarios:

Chibiboto dijo...

Muy buen post, definitivamente para tener un buen criterio musical es necesario escuchar de todo tipo de música, ser abierto ante todas las manifestaciones musicales puede ampliar nuestro panorama creativo.

Chibiboto dijo...

Por cierto, luego me mandas más rolas de la recopilación de pulp fusion , esta buenisimo! ah, y también hagamos un blog de stickers y urbanidades, tengo ya bastante materia.

Xun dijo...

son como chiles los dos no?
jajajaja

pasando a temas del post, tienes toda la razón. los gustos se amplían y se va llegando a un lugar más allá del bien y el mal. Aunque siempre habrán sus excepciones... como Rebelde. Si bien ahí lo que se admira es la capacidad elástica y motriz de las chicas su voz y música (y su disque capacidad para tocar un instrumento) salen sobrando...
Mis inicios son más rockeros que metaleros, The Cure, Depeche Mode, U2 y el grunge fueron mi biblia.
Saludos y salud.

Anónimo dijo...

Esa sociedad de greñudos y escandalosos o como tu la llamas matudos y rockeros se oye que estuvo buena para un rato que bueno que uno se amplie a nuevas cosas no solo como cultura si no pa saber gozar la huaracha sabrosona como loque es un simple huaracha sabrosona no nas!!! eso si gozarla un rato no es clavarse
pero poues ya ves te cortaste la mata que rlación puedes decir con eos hijo? el acortamiento del cabello es el crecimietno de algo mas? señor funk le encargo esta analogia si tiene respuesta o es un mero requisito para entrart a otra vida el cortarse el cabello!!!
saludos desde otrs pero no distitnos momentos musicales
Memo
pd y el glam???