15/12/2005

El nuevo metrosexual mexicano

Dicen que del metrosexual a la jotería solo existen pocos pasos. Aquí en México al parecer fue un fenómeno que se acogió de muy agradable manera (ahí tienen al Neto la Guardia o al Gabriel Soto), pero bueno, para ser metrosexual creo que se necesita más que maquillarse los ojos, hacerse manicure, pedicure, comprar cosméticos, cortarse y pintarse el cabello constantemente, aplicarse cremitas para la piel, mascarillas y además hacer ejercicio (sólo alguien que no trabaja tiene tiempo para todo eso). Vamos, que me digan que Beckham es metrosexual o Brad Pitt pues si se los creo pero no me vengan con que ahora un buen de mexicanos quieren serlo, mhhhh. Como se que muchos quieren entrarle a esta moda quesque global creo que entonces tenemos que proponer un nuevo modelo de metrosexual más apegado a nuestra cultura y a nuetro folklore.

Por eso aquí, en el Toloache, del Terrible Funk proponemos a alguien con quien todo mundo quiere sacarse una foto con él y muchos lo portan en sus playeras, no usa perfume, no se baña, no tiene que lavarse los dientes, tiene un gran aprecio por sus zapatos y mucha dedicación en lo que hace -solo así se puede vivir de esta forma. Siempre que me lo encuentro en la calle está rodeado de hermosas chicas deseosas de pertenecer al poderoso medio de comunicación que es la televisión. No le preocupa donde dormir, si quiere beber algo lo bebe, no tiene problemas con su alcoholismo, no le preocupa su peso y además vive en el centro de Coyoacán.

Changoleón, el nuevo metrosexual mexicano, así si podrán aspirar muchos a serlo sin tantas dificultades físicas y económicas que nos han impuesto las exigencias del primer mundo.

Changoleón se ha convertido en una figura mediática de bastante impacto que igual te lo encuentras durmiendo en una caja de cartón que caminando por los pasillos de Televisa. Si tomamos en cuenta que ésta televisora se ha convertido en una herramienta de gran impacto y enorme penetración en todo México y gran parte de Latinoamérica, en todo tipo de clase social, imponiendo modas tan llegadoras como el fenómeno RBD, o reimponernos al retrasado mental del Chavo del 8 pues creo que también es hora de que empecemos a exportar otro tipo de figuras que, además de ser bastante reales, ya comienzan a ser imitadas.

Al buscar datos sobre éste señor me encontré con la sorpresa de que Changoleón -o Samuel- se ha convertido en un ícono retomado por muchos bloggeros y periodistas que tratan de darle un perfil más humano. También con un montón de páginas donde existen más changoleones, tan solo hay que poner en cualquier buscador el alias y ¡¡listo!!
Changoleón es hoy por hoy el nuevo metrosexual mexicano.
____________________________________________________

Por si no me crees:
puedes echar un ojo aquí, aquí o acá
____________________________________________________

No hay comentarios.: