16/12/2005

Este blog (nocivo para la salud) se deslinda de toda responsabilidad con los sucesos presentados a continuación:

Secuestran a víctima equivocada; la obligan a escuchar "funk"

EFE
El Universal online
Sao Paulo,
Jueves 15 de diciembre de 2005

17:30 Una comerciante brasileña de 26 años fue obligada a escuchar música “funk” sin interrupción durante los dos días que permaneció en poder de sus secuestradores,María Alice Nassif Travencolo fue secuestrada por tres personas que la confundieron con la hija de un empresario millonario del municipio de Garza, a 437 kilómetros de Sao Paulo. informa hoy el Diario de Sao Paulo.

La policía descubrió ayer el lugar donde estaba en cautiverio y en una rápida operación liberó a la víctima y detuvo a dos de los secuestradores. La joven, quien estaba en el cuarto de una casa oscurecido por pesadas cortinas y con unos lentes de sol, dijo que al insistir en que era confundida con otra persona, los secuestradores la obligaron a escuchar con altísimo volumen durante dos días seguidos música “funk”.
Nassif Travencolo, propietaria de una tienda de productos agropecuarios, afirmó que sus captores la obligaron a grabar un vídeo para su familia en el que les pedía entregar algunas propiedades, que no posee.
El comisario Valdir Tramontine confirmó a periodistas que los criminales estaban seguros de tener en su poder a una joven millonaria.
“Ellos citaban en sus reivindicaciones inmuebles que la familia de la víctima nunca tuvo ”, apostilló.
_____________________________________________
Yo sólo espero que no la hayan puesto a escuchar smooth jazz, o rolas de Herbie Hancok cuando le dio la fiebre del scratch en los 80s, ni mucho menos de Teddy Pendergras. Porque sino eso ya no es secuestro, rayaría en el rapto.

2 comentarios:

Lilith Galactik dijo...

Qué divertido!!! Me imagino que para los secuestradores era lo peor que le podían hacer, como si a ti te pusieran a escuchar a los Cumbiakings a todo volumen...

El Conde de Almaviva dijo...

groovie!

Eso pasa cuando se mezclan los secuestros con las drogas... que viaje de estos tipos!

Un abrazo.